Protección auditiva

Para ayudar a la conservación auditiva del personal que se encuentra expuesto a altos niveles de sonido, es necesario el uso de equipos de protección auditivos. Para ello, se debe realizar un enfoque personalizado según las necesidades y circunstancias de cada caso.

Hay distintos tipos de protectores auditivos:

  • Tapones.
  • Tapones con arnés.
  • Orejeras.
  • Equipos especiales.

Para escoger el más adecuado, hay que tener en cuenta que en los ambientes con temperatura y humedad elevadas resultarán más adecuados los tapones que las orejeras. Lo mismo pasa en los ambientes con polvo, que puede acumularse entre la orejera y la piel. Por lo contrario, en puestos de trabajo en los que se manipulen sustancias que puedan adherirse a la piel, resultarán más adecuadas las orejeras que los tapones, ya que así se evitará la manipulación necesaria para la colocación de éstos últimos. También serán más adecuadas las orejeras en trabajos con exposición intermitente al sonido por su facilidad de colocación.

Podéis encontrar y escoger entre una gran variedad de protectores auditivos en nuestro catálogo. Si necesitáis más información o asesoramiento, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Back-To-Top